La Masía y sus origenes

27 Ene

26 de Mayo de 1961, La Junta Gestora que dirige al Club, tras la dimisión de Miró Sans, cierra el traspaso de Luis Suárez al Inter de Milán por la astronómica cifra de 26 millones de pesetas. De este modo, la entidad evita la suspensión de pagos, a que se veía abocada por la deuda derivada de la construcción del Camp Nou, y a la nula ayuda recibida desde el Consistorio barcelonés, dominado por los “adictos al Régimen”. Menos de una semana después, se pierde la final de Basilea, y el 7 de Junio, tras unas elecciones super reñidas, Enric Daudet se convierte en presidente, y comienza una de las épocas mas oscuras de la historia del Club.

El recién elegido trae bajo el brazo un programa de austeridad, que ya firmaría el PP actual. Entre otras, decide la amateurización de todas las secciones del club, lo que implica la “desaparición” del FC Barcelona de la 1ª División de la liga de Baloncesto. (Aunque la presión social hace que se “refunde” un año después)

Pero los sacrificios alcanzan un “premio de consolación”, cuando se consigue recalificar Les Corts, y las finanzas del club se recuperan. El Sr. Daudet, promueve las relaciones con dos equipos “menores”: el España Industrial (que con patrocinio Blaugrana había llegado a ascender a 1ª con el nombre de Comtal, y el Fabra y Coats, que cambia su nombre por el de Atlétic Cataluña, para “controlar” así la progresión de jugadores que pudiesen incorporarse al “primer equip”.

Así las cosas, con un “Aquest any sí” tras otro, se llega a 1970, en que Agustí Montal Jr. decide fusionar a los dos filiales en el Barcelona Atlètic, para potenciar así la llegada de jugadores al “primer equip”. Pasan los años, y la Liga se escapa una vez tras otra, el supuesto “vivero” no funciona muy bien como tal, y, cuando por fin se consigue la Liga en la temporada ’73-’74, sólo 3 “jugadors de la pedrera” aparecen habitualmente en la alineación, se trata de Salvador Sadurní, Joaquim Rifé, y Carles Rexach. Y solamente Narcís Martí-Filosía, y el portero suplente Pedro Valentín Mora disfrutan de un numero significativo de minutos en la temporada.

base

La llegada al club de Hennes Weisweiler, marca el inicio de la incorporación de jóvenes valores de la “pedrera” , con la ayuda de Laureano Ruiz como 2º, “sube” a una hornada de jugadores, de los que sólo uno, Antonio Olmo, 188 partidos en 1ª con el Barça entre 1976-1984 se consolidará en el primer equipo. Los demás apenas juegan con el FC Barcelona en 1ª, y acaban sus carreras en otros equipos de primera o segunda. Botella es el primero en incorporarse, pero sólo juega 2 partidos en el Barça entre el ’76 y el ’78; Paco Martínez juega 65 partidos entre el ’77 y el ’82, para seguir su carrera en Salamanca, Mallorca y Murcia; Vilà juega 7 partidos entre 1977 y 1979; Estella juega 98 partidos entre 1979-83 pero intercala cesiones en Córdoba y Valladolid, para irse luego a Mallorca; y Miquel Mir juega sólo 14 partidos con el Barça entre ’75 y ’80, también con pasos por Rácing y Valladolid. Digno de mención es el caso de Paco Fortes, jugó 44 partidos con el FC Barcelona entre el ’75 y el ’79, para pasar después por Español y Valladolid sin grandes alardes, y convertirse en un mito en el Farense (Port) donde tras 5 temporadas como jugador y 10 como entrenador, consiguió que el modesto equipo del Algarve terminase 4º de la 1ª Div Portuguesa y jugase en Europa.

Pero Hennes Weisweiler duró una única temporada. Sus métodos de “Sargento de Hierro” no cuadraban con jugadores como Marcial, Rexach o el mismísimo Cruijff, que consiguió que, a poco mas de mitad de temporada Laureano Ruiz tuviese que hacerse cargo del equipo, hasta la recontratación de Rinus Michels.

La unificación de filiales, había permitido que el Barça Atletic fuese “surtiendo” al primer equipo con jugadores de un cierto nivel, aunque finalmente no fuesen aprovechados, totalmente, por el club. Una excepción a esta regla fue Vicente “Tente” Sánchez, un estupendo carrilero diestro que, entre su debut en 1975 y su marcha al Murcia en 1986, jugó 236 partidos en el FC Barcelona, de un total de 306 en Primera División, siendo 14 veces internacional.

El carrusel de técnicos en el primer equipo, 7 en 9 temporadas, con criterios futbolísticos tan dispares como los de Udo Lattek , Lucien Müller o César Luis Menotti; el que los jugadores de fuera del entorno de Barcelona estuviesen en distintas pensiones, “repartidos” por toda la ciudad, así como la sucesión de entrenadores en el propio filial, ayudaba muy poco a que los “aspirantes a cracks blaugranas” se aclimatasen y se consolidasen en el Barcelona. Sin embargo, Antoni Torres (’80-’83), José Luis Romero (’83-’84) y Joan Martínez Vilaseca (’84-’87) dieron algo de estabilidad, aprovechando además que Josep Lluís Núñez en Diciembre de 1979 había inaugurado La Masía como residencia para las “promesas” blaugrana.

De hecho, Con Udo Lattek, en la plantilla de la temporada 81-82, todavía estaban Antonio Olmo, Paco Martínez (al Salamanca antes de acabar la temporada) Estella y Tente Sánchez, como “canteranos veteranos” y se había incorporado, como más o menos titular José Manuel Martínez Toral, “Manolo” (’79-’86) en el lateral izquierdo, a la vez que menudeaban las apariciones de Francisco José Carrasco Hidalgo, “Lobo Carrasco” (’78-’89) en la delantera, y de Josep Moratalla Clamunt “Moratalla”(’81-’85 ficha B, ’85-’88), recién repescado del Deportivo de la Coruña como suplente en la defensa. De todos ellos, el “Lobo Carrasco”, con casi 500 partidos en el primer equipo (498) y 35 internacionalidades, fue el mas destacado, mientras que Manolo con 97 partidos, Moratalla con 104, y Estella fueron pasando a la suplencia y emigrando, poco a poco a otros conjuntos.

Ese año se ganó la 2ª Recopa de la historia del Barça, además, en el Nou Camp lo que supuso un “respiro” para las ansias “triomfants” del “Pecident”.

La temporada siguiente fue la de la incorporación de Maradona, con un baile espectacular de técnicos en el primer equipo, sucediéndose Lattek, José Luis Romero (jornada 28) y César Luis Menotti. Casi todos los canteranos, excepto el Lobo Carrasco pasaron a la suplencia, y sólo se incorporó Francisco Javier Clos Orozco, Paco Clos (’82-’88) que no pasó de jugar mas que 62 partidos en 6 temporadas, como suplente, antes de marchar al Murcia.

Ni siquiera la presencia de Maradona y Schuster permitió que el Barça ganase la liga. Además, los continuos problemas del Pelusa, primero con la Hepatitis, y luego con Goico (le produjo una rotura de tobillo) precipitaron su salida del Barça, arrastrando a Menotti con él. Todo ello condujo al fichaje de Terry Venables, que como buen inglés se fijó en el Barça Atlétic incorporando a Ramón María Calderé Del Rey “Calderé” (’84-’88) y a Juan Carlos Pérez “Rojo” (’83-’87). Por distintas razones, ambos tuvieron breves carreras en el FC Barcelona, Calderé disputó 110 partidos, y Rojo 60, pero ambos contribuyeron, decisivamente, a transformar el juego del equipo y a la conquista de la liga 84-85, catorce años después de la de Kubala, Suárez etc.

La liga ’84-’85 fue, también, la de la infausta jornada de huelga de los futbolistas, lo que permitió que debutasen en el Barça un ramillete de jugadores, que nunca mas volverían a vestir la zamarra blaugrana, como Martín Domínguez, que luego destacaría en el At. Osasuna, o como Francisco López López, un extremo decentito que antes de marcharse al Oviedo, tuvo tiempo de jugar 10 partidos más con el primer equipo.

En cualquier caso, la mano de Jaume Martínez Vilaseca, ya se notaba, así como los efectos “beneficiosos” de La Masía, lo cual hacía que los jóvenes talentos del plantel Blaugrana destacasen en las categorías inferiores de la Selección Española, y que los equipos de primera de media tabla para abajo, formasen cola cada temporada para tratar de conseguir cesiones o traspasos. Un ejemplo destacado, en este sentido fue Carlos Muñoz Cobo, “Carlos”, un buen goleador, que del Barça B pasó al Elche, Murcia, Real Oviedo (2 veces) y At. Madrid, llegando a jugar mas de 300 partidos en primera División, siendo 6 veces internacional y marcando 6 goles con la selección. O el del portero José Antonio García Alonso “Covelo”, que nunca llegó a jugar en el primer equipo, pese a ser convocado numerosas veces, pero que se pasó 6 temporadas alternando con el Barça At. Así como el de José Pérez “Serer”, un muy buen central que jugó un único partido con el primer equipo, y luego tuvo una carrera pasable en primera División, jugando en Mallorca (101 partidos), Valencia (36) y Villarreal (78). O los de Albert “Albesa” Gasulla y Jordi “Vinyals” Martori, que tampoco debutaron en el primer equipo, pero se recorrieron un buen número de equipos de primera y segunda división. Vinyals jugó 154 partidos en primera destacando su paso por Sabadell, Betis y Oviedo. Albesa que sólo jugó 123 partidos en primera tras 5 temporadas en el Barça B, los repartió entre Valladolid y Español.

No tan afortunado fueron “Alejo” Indias Alvarez, y Francisco Javier Mulero “Villena”, ambos centrales, que marcharon al Figueres, para pasar después por Celta y Elche, el primero, y a Mallorca y Compostela, el segundo, sin llegar a debutar en el primer equipo. Esteve “Fradera” Serrat, era un buen defensa, que jugó solo 17 partidos con el primer equipo, pero que acabó disputando 225 partidos en primera, entre Sabadell y Mallorca. Pero quizás la figura de “correcaminos” mas destacada sea la de Mohamed Alí Amar “Nayim”. Se incorporó a La Masía con 12 años, destacó en todas las categorías inferiores, pero únicamente jugó 7 partidos con el primer equipo, para marcharse al Tottenham 5 temporadas, 4 al Zaragoza y 2 al Logroñes. Se hizo célebre por el gol, que jugando en el Zaragoza marcó a Seaman, portero del Arsenal, desde casi 50 metros, en el ultimo minuto de la prórroga de la final de la Recopa de 1995.

La Masía tamb aportó talento al primer equipo, en la figura de Ángel “Pedraza” Lamilla. Primer jugador, enteramente formado en la residencia, que debutó en el primer equipo, en la temporada 80-81. Internacional en todas las categorías inferiores de la Selección, alternó el B y el primer equipo durante desde 1981 hasta 1988, aunque sólo jugó 55 partidos con el Barça. Marchó luego al Mallorca, donde llegó a jugar casi 300 partidos, 87 de ellos en primera. Luis “Milla” Aspas, Uno de los mayores talentos futbolísticos que ha dado La Masía, vistió, por primera vez la camiseta del primer equipo cuando aún militaba en el Juvenil A, en la famosa jornada de huelga, y, por tanto, fue campeón de Liga. No volvió al primer equipo hasta que Johann Cruijff le dio la manija del equipo en la temporada ’88-’89. Llegó a ser 3 veces internacional, pero el “triunfo se le subió a la cabeza”, rechazó la oferta de renovación que le hizo el Club, pagó su cláusula de 300 millones y se marchó al Real Podrit, donde permaneció 7 temporadas, antes de recalar en el Valencia por 4 temporadas más.

Y, la imagen de la controversia en aquella época fue, seguramente, la de Jesús Mariano “Angoy” Gil. Jugó en las categorías inferiores del Barça, debutando en primera división en el Logroñés, donde estaba cedido. Retornó al Barça, de la mano de “SU SUEGRO”, Johann Cruijff, y llegó a jugar 9 partidos con el primer equipo. Sin embargo, sus mejores logros deportivos los consiguió como “Kicker” de la NFL-Europa, en los Barcelona Dragons, donde estableció un récord anotador de 328 puntos, lo que le llevó a recibir ofertas de los Denver Broncos, ofertas que rechazó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: