Archivo | enero, 2013

La Masía y sus origenes IV, V i VI

25 Ene

LaMasía-4-1

LaMasía-4-2

LaMasía-4-3

LaMasía-4-4

LaMasía5

6

LaMasía7

LaMasía9

LaMasía10

LaMasía11

Anuncios

CAPÍTULO III.   EL OCASO DE CRUIJFF Y LA “QUINTA DEL MINI”

21 Ene

CAPÍTULO III.   EL OCASO DE CRUIJFF Y LA “QUINTA DEL MINI”

Las distintas plantillas del “Barça de Cruijff” se caracterizaron, siempre, por el gran número de jugadores de la cantera que las integraron, y, a pesar de que la calidad intrínseca de los foráneos del “Dream Team”, los jugadores formados en “La Masía” tuvieron sus oportunidades. Y, en ese sentido es obligatorio destacar lo que la prensa de la época calificó como el “Día de gloria de la Quinta del Mini”, ocurrido el 7 de Octubre de 1995. Aquel día, en el antiguo Benito Villamarín saltaron al terreno de juego hasta 12 jugadores de La Masía.
Por el Barça formaron, de salida, Busquets; “Chapi” Ferrer, Abelardo, Nadal, Sergi Barjuan; Óscar (Celades), Roger, Carreras (Guardiola); Toni Velamazán Figo, y Moreno (De La Peña), mientras que Óscar Arpón formaba, inicialmente, en el equipo bético.  Y lo mejor, fue el resultado final: 1-5 para el Barça!!!.

Pero, no adelantemos acontecimientos. La lista de idas y venidas de jugadores de la cantera, que por dificultades para entrar en el primer equipo, o por conveniencias de la Junta Directiva para abaratar traspasos, y que acabaron marchando y triunfando fuera del Barça, continuó siendo muy notable.

La labor de Cruijff “revisando” a los jugadores que destacaban en las categorías inferiores no era demasiado exhaustiva, dejando en manos de Rexach y otros colaboradores el seguimiento de aquellos jugadores que no parecían tener un puesto en el primer equipo. Esto propició el que, algunos de ellos, marchasen a otros conjuntos de primera o segunda, sin siquiera haber debutado, o habiendo jugado muy pocos partidos en el Barça:
Xavier Roca Mateo, “Xavi Roca”, lateral derecho, llegó a capitán del B, (’94-’97) y a debutar en el primer equipo jugando un partido completo (Deportivo de La Coruña), pero no tuvo continuidad y marchó, primero al Logroñés, luego al Toledo, de allí al Villarreal, con el que ascendió a 1ª la temporada ’99-’00, para volver al Español (02-03) donde sólo jugó un partido, y pasar luego a Rayo Vallecano, Hospitalet y Sabadell.
Francesc Xavier Arnau Grabulosa, “Arnau”, portero, tuvo una buena carrera en Primera División. Destacó en el B, y debutó en el Barça en la ’96-’97. Desde 1994 al 2001, permaneció en la disciplina del F C Barcelona, alternando filial y primer equipo, y llegando a jugar 24 partidos en 1ª. Marchó al Málaga, donde desarrolló el resto de su carrera, retirándose, precisamente en un partido contra el Barça, en la ’10-’11. Jugó 126 partidos en Primera.
La figura controvertida, de este período, fue, seguramente, Johann Jordi Cruijff, “Jordi Cruijff”, delantero. Se inició en los infantiles del Ajax, pero se incorporó al Cadete del Barça, cuando su padre se hizo cargo del equipo en 1988. Subió al B, la temporada ’92-’93, y permaneció 3 temporadas. En la ’94-95 jugó 28 partidos con el primer equipo, y 13 más la temporada siguiente. Según muchos críticos por ser hijo de quien era. Salió del Club siguiendo a su padre, y marchó al Manchester United, donde permaneció 4 temporadas, con una breve cesión al Celta de Vigo, para recuperarse de una lesión de rodilla. Siguió con 3 temporadas en el “Euro-Alavés” que llegó a jugar la final de la Copa de la UEFA, para pasar una en el Español, y acabar retirándose del fútbol profesional como jugador en el Metalurh Donetsk. Fue 9 veces internacional absoluto con Holanda.

Mientras, en La Masia, una generación tremenda de juveniles pedían paso hacia el primer equipo, ganándolo todo a su paso. Los dos que primero debutaron en el Barça B, la temporada ’94-’95 fueron Juan Carlos Moreno Rodríguez, “Moreno”, delantero, y Óscar Arpón Ochoa, “Óscar Arpón”, centrocampista; pero mientras Óscar Arpón, llegó a juagar 3 partidos con el Barça esa misma temporada, para marchar al Betis la siguiente, y pasar luego por Rácing y Mallorca, jugando 141 partidos en primera y 230 en segunda, Moreno, que jugó 7 partidos con el Barça la temporada siguiente, haría su carrera prácticamente en segunda, con sólo dos temporadas en primera con el Numancia, a pesar de ser uno de los destacados de la llamada, entonces, Quinta del Mini o Quinta de Lo Pelat (en referencia a Iván De La Peña, que era el líder de aquella generación).
Enrique Álvarez Sanjuán, “Quique Costas”, central, hijo de uno de los compañeros de Cruijff en la liga del ’74, llegó al filial la temporada ’93-’94 con 18 años. En la ’95-´96 jugó un partido con el primer equipo, pero volvió al B, y se fue al Logroñés, luego al Lleida, para triunfar en el Villarreal, donde permaneció 7 temporadas. En total jugó 200 partidos en primera y 169 en segunda.
Iván De La Peña López, “Lo Pelat” o “De La Peña”, era el centrocampista-mediapunta mas prometedor del grupo. Fichado con 15 años de las categorías inferiores del Rácing, destacó rápidamente, llegando a ser 52 veces internacional en categorías sub-16, sub-18, sub-20 y sub-21, aunque sólo lo fue 5 veces con la absoluta!!. Capaz de lo mejor y de lo peor, debutó con Cruijff, en el primer equipo la temporada ’95-’96, pero su falta de rigor táctico hizo que el holandés no le diese demasiadas oportunidades. Renació, algo, con Robson, pues su estilo atrevido y su capacidad para el último pase, lo convirtieron en un asistente de lujo para Ronaldo. Sin embargo, la llegada de Van Gaal lo devolvió al ostracismo, y marchó a la Lazio la temporada ’98-’99. Tampoco triunfó en el Calcio, y tras cesiones sucesivas al Olimpique de Marsella, y al propio Barça en la temporada ’00-’01, volvió a España la ’02-’03 para incorporarse al Español, donde se asentó como máxima figura. Jugó 90 partidos en el Barça (6 títulos) y 179 en el Español (1 Copa).
Otro destacado fue Francisco Joaquín Pérez “Rufete”, carrilero derecho, que debutó en el primer equipo el último partido de la temporada ’95-’96. La temporada siguiente permaneció en el B, pero ante la pérdida de categoría, marchó al Toledo en la temporada ’97-’98. Pronto pasó al Mallorca pero ante la falta de oportunidades pasó al Málaga, la temporada siguiente, contribuyendo, decisivamente al ascenso a primera de los “boquerones”. Rafael Benítez lo ficha para el Valencia la temporada ’01-’02, y con su juego contribuye al título de liga. Su papel destacado en Málaga y Valencia, le vale para ser 3 veces internacional. La temporada ’03-’04 vuelve a ganar la Liga con el Valencia, además de la Copa de la UEFA y la Supercopa de Europa. Pero el segundo fracaso en la Final de la Champions marca el final de Benítez en el Valencia, y también de Rufete que se marcha al Español(’06-’09) y posteriormente al Hércules. Jugó 269 partidos en primera.

No tan “talentoso” como “Lo Pelat”, pero mucho mas regular y con mucho mas rigor táctico Albert Celades López, “Celades”, centrocampista/mediocentro, tuvo una carrera mucho más fructífera. Debutó en el primer equipo la temporada ’95-’96, jugando 16 partidos, y permaneció en la disciplina del Barça hasta la ’98-99, jugando 74 partidos y ganando 7 títulos. Tras un año en el Celta de Vigo, fichó por el Real Madrid en cuya disciplina permaneció 5 temporadas, una de ellas cedido al Girondins de Burdeos. Jugó sólo 56 partidos con los merengues, pero consiguió 6 títulos. Tras pasar al Zaragoza (71 partidos en 3 temporadas) se retiró con los New York Red Bulls de la MLS.
Sin embargo, el jugador que se consideraba “mas completo” de aquella “Quinta” era Roger García Junyent, “Roger”, centrocampista de gran toque y excelente colocación en el campo. Alternó el B y el primer equipo las temporadas ’94-’96, y en tres temporadas en el primer equipo consiguió 7 Títulos. La temporada ’99-’00 pasó al Español y ganó la Copa!. pero las lesiones le martirizaron durante toda su carrera deportiva, y sólo jugó 247 partidos en primera, 78 con el Barça. Su última temporada en la élite la realizó con el Ajax, donde por culpa de las lesiones sólo jugó 11 partidos.

También destacado en la “Quinta del Mini”, y con muy poco “peso” en el Barça, fue Antonio Velamazán Tejedor, “Toni Velamazán”. Centrocampista rápido e incisivo en ataque. Debutó en el primer equipo, como casi todos sus compañeros, la temporada ’95-’96. Permaneció en la disciplina del FC Barcelona hasta la ’98-’99, ganando 7 títulos, pero jugando sólo 11 partidos!!. Se convirtió en un auténtico “correcaminos” Pasando por Oviedo, Albacete, y Extremadura, para acabar recalando en el Español, donde permaneció 7 temporadas y ganó dos Copas. Jugó 198 partidos en primera.

Juan José Carricondo Pérez, “Juanjo”, delantero y de la misma “Quinta”, sólo jugó un partido con el primer equipo la temporada ’95-’96, siguió un año más en el B y se marchó a Escocia, al Heart of Middlothian, de allí al Bradford City de la First Division. El cambio de entrenador, y problemas físicos lo dejaron sin equipo, y vino a España, a jugar con el Jaén la temporada ’03-’04. Al término de la cual, vuelve a Escocia, al Inverness. Sufre una gravísima lesión de tendón de Aquiles, y para recuperarse es cedido al Hamilton Academical. Sus problemas físicos, no superados, le trajeron de vuelta a España, para jugar en Granollers, premiá y Mataró.  Carles Domingo Pladevall, “Mingo”, lateral izquierdo, no llegó, sin embargo a debutar en el primer equipo, como tampoco lo haría Marc Bernaus Cano, también lateral izquierdo. Pero mientras Mingo realizó una carrera aceptable en primera, jugando en Sporting, Rayo, Betis, Albacete y Nàstic, con un total de 134 partidos en primera, Bernaus nunca jugó en primera y desarrolló toda su carrera en segunda.
Sir Bobby Robson, contratado como entrenador “puente” hasta la llegada de Van Gaal, pasó bastante de “La Pedrera”, y en su corto mandato no sólo no se produjeron nuevas incorporaciones al primer equipo, sino que de la mano de Juande Ramos se perdió la categoría. La llegada de Van Gaal, por el contrario significó, de entrada, una reevaluación de los valores disponibles en el B. El descenso de categoría había provocado una “fuga” de jugadores prometedores, los que seguían no dieron la talla, por lo que se descendió un peldaño más, a pesar de los esfuerzos de Lluís Pujol.


La consecuencia inmediata de ello, fue que algunos canteranos, con ofertas de clubes de primera o de segunda con aspiraciones dejasen el plantel blaugrana.
Así, Mohamed El Yaagoubi Youbi, “Moha”, centrocampista, marchó a Osasuna, de allí al Levante y Elche, para volver a Osasuna, de donde pasó al Español, Real Sociedad y Girona, para un total de 149 partidos en primera y 184 en segunda. También marchó Jordi “Ferrón” Forné, lateral derecho, que en una trayectoria repartida entre Rayo Vallecano y Zaragoza, jugó 78 partidos en primera, ganando 2 Copas con el Zaragoza, para pasar después al Albacete y Badalona y jugar 164 partidos en segunda. Mejor trayectoria tuvo Miguel Ángel Lozano Ayala, “Miguel Ángel”, un centrocampista que salió del Barça B rumbo al Levante (2ª) para tras pasar por Málaga, Betis, otra vez Levante y Málaga, Nàstic, Ponferradina y Badalona, amasó 206 partidos en primera y 145 en segunda.
Si han sido capaces de seguir hasta este punto, habrán podido observar que la revolución que se produjo en “la pedrera blaugrana” como consecuencia de la llegada de Cruijff, sigue vigente en la actualidad. Se basa en el mantenimiento de un concepto futbolístico de excelencia, con independencia de las personas que deben implantarlo y de los jugadores que han de llevarlo a la práctica. Del mismo modo que el antiguo refrán afirmaba: “Una regla, mantiene un convento”, así una idea futbolística desarrollada y perfeccionada en el tiempo, permite “mantener” una dinámica ganadora que se prolonga en el tiempo.
Los “parones” que se han producido en algunos años, en el desarrollo de futbolistas para el primer equipo, han sido minimizados por la permanencia de la idea conductora.  Lo que ha permitido que el 25 de Noviembre pasado, 17 años, 1 mes y 18 días después de la gesta comentada al principio en el Benito Villamarín, el FC Barcelona, con 11 jugadores de la cantera sobre el césped del Ciudad de Valencia durante 60 minutos, la repitiese imponiéndose al Levante por 0-4. Con una diferencia esencial:
-La “gesta del Benito Villamarín” se producía como consecuencia de las diferencias, irreconciliables, entre el cuerpo técnico y la Junta Directiva, que acabarían con la salida del entrenador, poniendo en duda la bondad de la idea.
-La “victoria del Cuidad de Valencia”, se produce como confirmación de la “bondad” de la idea futbolística, y en un momento en que la Junta Directiva se encuentra “encantada” con el cuerpo técnico del club.

LA MASÍA Y SUS ORIGENES II: “TRAS EL HESPERIAZO”

13 Ene

Como decíamos en el anterior capítulo, la inauguración de La Masía había contribuido a que el Club mantuviese mas controlados a los canteranos. Sin embargo, los responsables de cada equipo, de la categoría que fuese, gozaban de independencia, casi absoluta, sobre cómo llevar sus equipos, sobre el sistema de juego a implantar, y sobre las características técnicas y físicas de los jugadores a su cargo. La labor de ORIOL TORT como descubridor de talentos, quedaba diluida entre la baraúnda de técnicos de las distintas categorías. La cantera del Barça producía grandes cantidades de talento futbolístico, pero pocos de los jugadores hacían carrera en el FC Barcelona.

Pero estamos en la temporada ’87-’88. Terry Venables, el entrenador que había conseguido la Liga del ’84-’85, y había llevado al Barça a la (malhadada) final de Sevilla, no conseguía reverdecer laureles, y era sustituido por Luis Aragonés, que consiguió salvar la temporada, con la conquista de la Copa. Sólo Moratalla y Carrasco fueron titulares en aquel Barça.

Luis Aragonés confió, bastante, en la cantera, de hecho, hizo debutar a David

Linde Salas, “Linde”, que sólo jugó dos partidos, para, perseguido por las lesiones, marchar luego al Logroñés, y Sevilla. Sólo llegó a jugar 43 partidos en primera. También se había incorporado Cristóbal Parralo Aguilera, “Cristóbal”, al lateral derecho, jugó 20 partidos, para salir cedido al Oviedo y Logroñés, volver brevemente al Barça la temporada ’91-’92 y marchar, ya definitivamente al Español (214 partidos) Oviedo (108 partidos) y PSG (63 partidos). La plantilla del Barça, esta temporada, llegó a tener 12 canteranos!.

Perooooo… llegó el infausto 28 de Abril, 22 de los 25 jugadores de la plantilla, reunidos en el Hotel Hesperia, hacían pública, y firmaban, una nota reivindicativa, que se conoció como Motín del Hesperia, y en la que se pedía, entre otras cosas, la dimisión de la Junta Directiva. Luis Aragonés apoyó a los jugadores, pero cayó en una profunda depresión, y marchó del Club al finalizar la temporada. La directiva, tras una maratoniana reunión, decidió reducir todo a los motivos económicos, terminar la temporada, y contratar como técnico del primer equipo a una vieja gloria, Hendrick Johannes Cruijff.

Aparentemente, en lo referente a la cantera, todo seguía igual, pero NADA VOLVERÍA A SER LO MISMO. Cruijff no hizo cambios drásticos en cuanto a organigrama o personal de las categorías inferiores, mantuvo a Oriol Tort, como coordinador, pero situó a Quique Costas como entrenador del filial. Y, lo más importante, en una reunión con todo el Staff técnico, ordenó que TODOS los equipos, fuese cual fuese su categoría, pasasen a jugar como el primer equipo.

Como la idea del nuevo técnico era que la cantera “debía proveer las necesidades básicas del equipo”, y que “los fichajes fuesen para cubrir lo que no diese la cantera”, se produjo una profunda reestructuración de la plantilla. La mayoría de los firmantes del “Motín del Hesperia” fueron traspasados, o sus contratos no fueron renovados. Sólo Luis Milla fue titular aquella temporada, “Lobo” Carrasco pasó a ser suplente, y del filial se subió a Guillermo Amor Martínez, “Guillermo Amor”, Sergi López Segú, “Sergi López” y Jordi Roura Solá, “Roura”. De los tres, sólo Guillermo Amor tuvo impacto en el FC Barcelona; el de Benidorm jugó 311 partidos con el Barça, a lo largo de 11 temporadas, consiguiendo la nada despreciable cifra de 17 títulos, y convirtiéndose en modelo a seguir para muchos futuros cracks que empezaban entonces su carrera en La Masía. Amor prolongaría su carrera en la Fiorentina, Villarreal y Livingstone (Escocia). Sergi Lópes tuvo una carrera irregular, plagada de lesiones, con períodos de recuperación en el filial, entre 1987 y 1991 sólo jugó 17 partidos con el Barça, tampoco tuvo suerte ni en el Mallorca (22 partidos) ni en el Zaragoza (23), aunque consiguió una Recopa con los mañicos. Jordi Roura tampoco tuvo una carrera brillante, alternó el primer equipo y el filial durante tres temporadas, para marchar al Murcia y retirarse en el Figueres.

La “hornada” del Barcelona Atlético era muy buena, habían sido campeones de España en categoría Juvenil, y formaban una buena “piña”. Digno de mención es el caso de un tal Francesc Vilanova i Bayó, “Tito Vilanova”, su puesto en el Barça tenía mucha competencia, por lo que marchó al Figueres, de donde pasó al Celta de Vigo (29 partidos en 1ª) y de allí a otros equipos de segunda y retirarse en La Gamanet. Destacó, también, un delantero de origen danés, Thomas Christiansen Tarin, “Christiansen”, que llegó a ser 2 veces internacional con la selección absoluta, aunque no llegó a debutar en el primer equipo del Barça, jugó en Sporting, Osasuna, Racing, Oviedo, Villarreal, Terrasa, Panionios, Herfölgë, Bochum y Hannover, 10 equipos diferentes en 15 años de carrera como profesional!!
Mención aparte para Carles Busquets Barroso, “Busquets”, destacó como portero en el filial, y en la ’90-’91 subió, como suplente, al primer equipo. Sólo jugó 79 partidos en el FC Barcelona, pero consiguió 16 títulos, la temporada ’99-00 marchó al Lleida donde llegó a jugar 108 partidos hasta su retirada.

El interés de Cruijff por la cantera se manifestó, repetidamente, en sus intentos de “subir” a los jugadores que consideró prometedores, aunque, muchos de ellos fracasasen. Delfí Geli Roura, “Geli”, carrilero derecho, fue fichado del Girona, jugó un partido, contra el Oviedo, en la temporada 89-90, para pasar inmediatamente al Barcelona Atlético, ser cedido 3 temporadas al Albacete, de donde fichó 5 temporadas con el Atlético de Madrid para volver luego al Albacete y retirarse en el Alavés. 4 veces internacional. Sebastián “Herrera”, central prometedor, también jugó un único partido con el Barça (’90-’91), tras destacar en categorías inferiores, para continuar en una serie de cesiones a Mallorca, Burgos, Lleida, Español, donde llegó a jugar 78 partidos, y finalizar su carrera en la U.D. Las Palmas. Otros, como Javier García Almendro, “Javi García”, delantero ; Albert Tomás Sobrepera, “Albert Tomás”, central; Francisco Javier Oliete Valle, “Oliete”, lateral izquierdo; o Francisco Nicolás Vega Fradera “Paqui”, extremo izquierdo; nunca llegaron a debutar en el Barça, aunque iniciasen la temporada con el primer equipo, para ser cedidos o traspasados a continuación. El F C Barcelona, seguía “nutriendo” de buenos jugadores a muchos equipos de la primera división. Algunos, como Paqui, con brillantes carreras, ya que ganó el Oro Olímpico en Barcelona’92 y jugó 221 partidos en 1ª entre Osasuna y Zaragoza.

Francesc Xavier “Sánchez Jara” fue otro ejemplo de jugador con talento, que brilló en otros equipos, destacó en el filial la temporada ’91-92, cedido a Osasuna la siguiente, vuelve al Barça la temporada 94-95 para jugar sólo 6 partidos y marchar al Betis y Rácing de Santander.

Pero, precisamente, por ese interés llegó Albert Ferrer Llopis, “Chapi Ferrer”, lateral-carrilero derecho. Tras destacar en el Barcelona Atlètic la temporada ’88-’89 marchó cedido al Tenerife, donde siguió brillando. Repescado inmediatamente, jugó 8 temporadas en el Barça, ganando 15 títulos habiendo disputado 204 partidos. Marchó al Chelsea, donde jugó, todavía 4 temporadas. Fue internacional en todas las categorías, y 36 veces con la absoluta.

El Barça de Cruijff, que, en la primera temporada, había quedado segundo en la Liga, pero había ganado la Recopa, fue convirtiéndose, poco a poco, en el “Dream Team”, la mayor parte de los integrantes del once titular fueron fichajes de relumbrón, pero, la mayoría, dirigidos a sostener un estilo de juego propio. Los canteranos que “iban subiendo” fueron asentándose lentamente, y los que lo consiguieron dejaron recuerdo “indeleble” en la memoria de los “culés”.

Algún “fichaje nacional” como, el central procedente de la Real Sociedad, Mikel Roteta Lopetegi, fue adquirido como “una promesa interesante” y pasó directamente al Barcelona B; de donde emigró al Málaga, tras tres temporadas, sin llegar a debutar en el primer equipo. No fue este el caso de Antoni Pinilla Miranda, “Pinilla”; ni de Pablo José Maqueda Andrés, “Maqueda”, delanteros ambos, que habían destacado, y mucho, en las categorías inferiores y que debutaron en el primer equipo, todavía en edad juvenil, para quedarse como suplentes alternando con el filial durante varias temporadas. Pinilla llegó a jugar 242 partidos en 1ª, de ellos sólo 8 en el Barça, y consiguió 5 títulos. Maqueda sólo jugó 74 partidos en 1ª, de ellos únicamente 3 en el Barça, pero sumó 7 títulos. Como curiosidad, Maqueda fichó por el Avispa Fukuoka de la liga japonesa, donde marcó 5 goles en 12 partidos.

También jugó sólo tres partidos en el Barça Luis Cembranos Martínez, centrocampista procedente del Figueres que permaneció en la disciplina blaugrana entre 1993 y 1995. Sólo jugó 3 partidos en el primer equipo, pero contribuyó a ganar la Supercopa de 1995. Pasó ese mismo año al Español y luego al Rayo Vallecano. Jugó 155 partidos en primera y fue 1 vez internacional absoluto.
Otro suplente ilustre fue Lluis Carreras Ferrer, “Carreras”, lateral izquierdo, que debutó, también en edad juvenil, con el Barça en la temporada ’91-’92, y permaneció en la disciplina del club entre 1991 y 1996. alternó la suplencia en el primer equipo con intervenciones en el Barcelona B y dos cesiones una en el Oviedo y otra en el Rácing. En total jugó 169 partidos en primera, aunque sólo 19 en el F C Barcelona. Con el Barça consiguió 6 títulos, y con el Mallorca 1.

Una figura especial es la del medio centro Josep Guardiola i Sala. Destacó en todas las categorías inferiores, y todavía en edad juvenil debutó en el Barça la temporada ’90-’91, jugando 4 partidos y alternando otros 9 con el B. En el ’92 lideró el equipo de España que se proclamó campeón Olímpico. Consolidado, tras la marcha al Madrid de Luis Milla, como el “cerebro” del “Dream Team” desde la temporada ’91-’92, jugó 263 partidos con el Barça, hasta su marcha al Brescia de la Serie A Italiana al finalizar la temporada 2000-01. Fué 47 veces internacional absoluto con España, y prolongó su carrera en el Brescia, Roma, Brescia de nuevo, Al-Ahli y Dorados de Sinaloa.
También se consolidó en el “Dream Team” el lateral izquierdo Sergi Barjuan Esclusa. Subió al Barcelona B con 20 años, y desde 1991 al 94 alternó apariciones en el filial y primer equipo. Perteneció a la disciplina blaugrana hasta el 2002. Año en que se marchó al Atlético de Madrid. Consiguió 9 títulos con el Barça, y fué 56 veces internacional absoluto.

Quizás lo más importante de la etapa de Johan Cruijff como máximo responsable técnico del F C Barcelona fue la implantación de un estilo de juego basado en el buen trato del balón, el dominio del juego y la disposición táctica ofensiva. Un estilo que tardó en imponerse, pero que introducido en las categorías inferiores, poco a poco ha ido impregnando la personalidad y las características técnicas de los futuros cracks blaugrana, hasta la eclosión actual.